Boda con lluvia

¿Y si tengo una Boda con lluvia? :

A menudo las parejas, en la entrevista inicial, y sobre todo si se casan en fechas propicias, me plantean la siguiente pregunta: “Jose, y si llueve?”. Yo procuro quitarle hierro al asunto: “En una boda con lluvia tendréis un reportaje aún más original, con situaciones diferentes, colores más vivos, blancos y negros arrebatadores, escenas románticas y evocadoras. Vuestras fotos serán muy distintas a las de la gran mayoría. No es magnífico?”
Entiendo que es un engorro para los novios, para los invitados e incluso para la organización del evento, pero reconozco que yo, como fotógrafo, disfruto de lo lindo (siempre y cuando no se arruine la boda, claro está). Cuando el día está nublado y amenaza tormenta, siempre le digo a la novia que si ella está contenta, no llueve, y que si se pone nerviosa caerá el diluvio universal. Esto está comprobado científicamente . Os aseguro que suele producir un efecto tranquilizador inmediato !

Es importante tener concretado con los organizadores un plan B para las partes que estén pensadas al aire libre.
Un buen y colorido recurso es llevar siempre un paraguas blanco, uno negro y varios de colores intensos en el coche. Creo que fotógrafo previsor vale por dos y pareja optimista vale por mil. Y si se mancha el vestido, que nadie sufra ! Es para usarlo sólo ese día y disfrutarlo, aprovecharemos la lluvia para hacer unas fotos espectaculares !

En fin, que Dios nos pille confesaos y no olvidéis el refrán que dice: “novia mojada,  novia afortunada” ( extensible al novio, pobrecillo).

Si necesitáis más consejos, aquí estamos dispuestos a ayudaros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *